Una Guerra Civil “anti Trump” (+ Video)

Por Aniel Santiesteban García

Fotos de Roberto Garaicoa

Emisión: 07/05/2018

La Guerra Civil tiene un único objetivo: acabar con Donald Trump. Están combatiendo para enjuiciarlo o hacerlo renunciar. Tal es el caso de los Bushistas, la gente de Ted Cruz, republicanos conservadores y centristas, demócratas, liberales y conservadores, minorías, grupos de izquierda.

Así, con esta reflexión, inició La esquina de este lunes, que conduce habitualmente el periodista y panelista de la Mesa Redonda Reynaldo Taladrid Herrero.

La ofensiva contra Trump se basa en tres direcciones principales: colusión con Rusia, obstrucción de justicia o perjurio; el tema de las mentiras es inaudito.

Al parecer, las victorias iniciales que ha logrado tienen a varios trumpistas acusados y colaborando, apunta Taladrid.

De las figuras de Paul Mannafort, ex jefe de la campaña de Trump, Rick Gates, exasesor de la campaña de Trump y Michael Flynn, General y exasesor de Seguridad Nacional de Trump también habló Reynaldo Taladrid Herrero.

“El objetivo final es la renuncia o el impeachment, pero la dirección del partido demócrata ha frenado cualquier intento de empezar dicho impeachment en el congreso. Esperará, según todo parece indicar, hasta después de las elecciones”.

“Las pasadas (noviembre de 2018), trajeron consigo hechos que dejan muchas dudas en torno a la elección del actual inquilino de la Casa Blanca y las decisiones de muchos republicanos”, refiere el analista. Taladrid aseguró, además, que hay mucha gente trabajando o esperando por una “ola anti Trump”.

De acuerdo a un promedio de encuestas, si fueran las elecciones, la Cámara de Representantes alcanzaría 435 escaños, 203 para los republicanos y dos menos para demócratas. En el caso del Senado, Republicanos alcanzarían 48 asientos y 44 los Demócratas.

La ofensiva contra Trump se basa en tres direcciones principales.

La ofensiva contra Trump se basa en tres direcciones principales.

Del lado de Trump, apunta el periodista, la economía está muy bien, el desempleo muy bajo, la reforma impositiva tuvo apoyo, el muro y las políticas anti emigrantes siguen, el proteccionismo en forma de retórica también continúa.

Agregó que Trump podría utilizar el factor “miedo”, con el hecho de que su derrota significaría el fin a la segunda enmienda, con la oposición al aborto y la entrada masiva de emigrantes criminales.

¿Saldrá a votar la gente? ¿Se hará realidad electoral la ola anti Trump? ¿Los resultados serán suficientes para impeachment o renuncia forzada? Si eso ocurriera… ¿qué vendría después?: fueron las preguntas que culminaron el comentario en La esquina, de Reynaldo Taladrid.

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.