Inicio » Mesa Redonda, Política, Sociedad, Cultura, Deporte, Temas Internacionales

Víctor Hugo: “Mientras se lucha no hemos cedido todo al enemigo” (+ Video)

13 Febrero 2018 3 Comentarios
En la Mesa Redonda conversando con el periodista uruguayo Víctor Hugo Morales Pérez, quien visitó La Habana con motivo de la XXVII Feria Internacional del Libro.

En la Mesa Redonda conversando con el periodista uruguayo Víctor Hugo Morales Pérez, quien visitó La Habana con motivo de la XXVII Feria Internacional del Libro.

Por: Manuel Alejandro Hernández Barrios

Fotos de Roberto Garaicoa

Emisión: 12/02/2018

Conversando con el periodista uruguayo Víctor Hugo Morales Pérez, quien visitó La Habana con motivo de la XXVII Feria Internacional del Libro para dar a conocer su obra como escritor y narrador, estuvo el periodista Randy Alonso Falcón (P) quien lo entrevistó para conversar sobre su periodismo, la situación en Argentina –país en el que radica desde 1981-, y también sobre deporte en el espacio televisivo Mesa Redonda de este lunes 12 de febrero.

- P: Desde aquel mundial de 1986 en el que Argentina se impuso a Inglaterra dos goles por cero, muchos consideran que Víctor Hugo Morales Pérez (VHMP) es el mejor narrador deportivo que tiene Hispanoamérica. ¿Por qué un hombre que pudo quedarse tranquilamente en el deporte se ha dedicado al debate político, al periodismo de confrontación, a otras maneras de ver el periodismo? ¿Qué es el periodismo para Víctor Hugo?

- VHMP: Antes que comentarista, relator deportivo o un presentador televisivo uno es un ciudadano. El ciudadano tiene que salir de la burbuja donde desempeña su vida profesional y participar de todas las actividades.

Hace unos años el gobierno uruguayo de José Mujica entregó, a quienes lo pidieron, los archivos de lo que decía la dictadura de cada uno de nosotros. En Uruguay fue solo un relator deportivo, aunque tenía algún tipo de programa televisivo que pretendía acercarse a las cuestiones humanísticas, los cuales realicé en las cárceles y en otros lugares. En el seguimiento que hacía la dictadura de mi persona señalan hacia el final: No sorprendería que este individuo se dedique a la política trabajando con el Frente Amplio. Esto implica que siempre ha habido en mí una actitud de ciudadano vinculado al interés que la política despierta.

Toda la vida he relatado fútbol, pero he hecho otro tipo de programas para la televisión en general. La figura del periodista deportivo parece devorarse todo profesionalmente, pero en realidad en mi ha estado siempre latiendo el ciudadano comprometido.

- P: Siempre es un debate en esta profesión si uno se especializa o no en su área de opinión, o solo es comentarista deportivo, o solo habla de cultura, o tiene esa visión más martiana, Martí decía que el periodista debe saber del mosquito hasta la nube, y que debía involucrarse como profesional en la vida de los países. ¿Por qué ese paso de Víctor Hugo hacia la Argentina?

- VHMP: El periodista debe ser un especialista en generalidades. En el tironeo con los factores de poder de aquel momento de gobierno militar uno siente cierta inseguridad. Lo sentía, lo percibía. Hace cinco años cuando me dieron los archivos pude comprender mejor que era lo que me pasaba. Me habían puesto preso por una cuestión muy baladí, cuando uno se queda sin ningún tipo de protección siendo aún una figura conocida y te llevan preso 27 días por algo que no se puede comprender ni entender, uno siente que está en peligro. Estando en la cárcel vinieron unos periodistas radicados en Argentina quienes al ver mis temores me invitaron a pensar si quería trabajar en Argentina. Por otra parte, hay que reconocer que Buenos Aires en América Latina es una especie de meca profesional hacia donde uno tiene la aspiración del desafío. Yo iría a cotejarme con los grandes nombres del periodismo de aquel momento.

- P: Te mudaste en medio de unas circunstancias en las que también había una dictadura en Argentina que también planteaba retos humanos y profesionales.

- VHMP: Pero la dictadura en Argentina estaba decayendo en el 1981.

- P: En el plano deportivo te fuiste al enemigo, al adversario de Uruguay en la región. ¿Cuando ocurre un partido entre Uruguay y Argentina qué hace Víctor Hugo?

- VHMP: Naturalmente la patria está en los recónditos del corazón. Siempre que estoy escuchando un partido así me recuerdo sentado en el patio junto a mi padre, al lado de una higuera. Amo a la Argentina, pero el corazoncito tira para Uruguay. Aunque el espíritu está de parte del que sea. Ni rezongo, no me frustro porque uno supere al otro.

- P: Se acerca el mundial de fútbol en Rusia. ¿Cómo ves las selecciones latinoamericanas?

- VHMP: Tienen muy buen chance como siempre lo han tenido. Las posibilidades de pasar a octavos o cuartos de final están más abiertas a la Argentina de Messi y al Brasil de Neymar que se ha recuperado mucho, aunque el Uruguay de Luis Suárez también tiene un chance interesante dependiendo del partido que toque porque hay mucho de azar en un campeonato del mundo. No me sorprendería que Colombia tuviera un buen recorrido también porque algunos de los mejores partidos que vi en las eliminatorias los jugó Colombia. Perú tiene un lindo fútbol, pero me da la impresión que ellos no llegan a calzar en el poder de su historia lo que se necesita en los tramos finales de una copa del mundo.

Argentina llega con altos y bajos. Ha tenido actuaciones espléndidas como frente a Ecuador, ha tenido otras muy buenas, pero sin resultados positivos como ante Perú. A mi parecer las eliminatorias son más complejas que el propio campeonato. El mundial tiene mucho de cuento. La primera fase para los grandes es una semana de estadía gratis. El primer partido que se juega después de la clasificatoria empieza a ser la verdad. Messi está en plena madurez y puede ser caudillo y líder que todavía no ha conseguido ser, salvo por el caudal futbolístico que tiene, pero le ha faltado la impronta de Maradona que cuando entraba a la cancha hablaba con sus compañeros. En el partido famoso del mundial de 1986 Maradona les decía a sus compañeros mientras señalaba a los ingleses “estos mataron a nuestros hermanos, ojo con que nosotros no podemos perder este partido”. Esa retórica, junto con sus extraordinarias condiciones de artista y de jugador de fútbol, lo hacen hasta ahora el mejor del mundo.

- P: Maradona fue líder en la cancha, usted es un líder también en la opinión y en el periodismo. Usted ha marcado pautas en el debate político. Después de esa trayectoria a usted lo expulsan de Radio Continental, a finales de 2016 también lo sacan del canal C5N. ¿Qué pasa en el periodismo argentino? ¿Cómo ve la situación de los medios en ese país?

- VHMP: El 95 % de los medios está en manos de las corporaciones mediáticas. La que verdaderamente manda en la Argentina se llama Grupo Clarín acompañado por La Nación, un diario de derechas. Juntos más los 300 canales del Grupo Clarín y los canales de distribución abierta y las decenas de radio bien distribuidas a lo largo y ancho de Argentina, marcan un predominio avasallante y abrumador sobre el resto del periodismo que pueda refutar al neoliberalismo que en estos momentos avanza desgraciadamente para América Latina. Ese periodismo luchó contra gobiernos progresistas como el de Venezuela, como lo hace la CNN. Ocurre con O Globo en Brasil. Éstos medios son los que han llevado a Mauricio Macri, que es un hombre de muy modestas condiciones, se convierta en el presidente de Argentina. Macri es un gerente, no un presidente. Es un hombre al que le dan las llaves aquellos que verdaderamente mandan y que desde la corporación digitan lo que ocurre en Argentina.

Millones de personas andan en Argentina con algo atragantado y con mucha pena en el corazón.

Millones de personas andan en Argentina con algo atragantado y con mucha pena en el corazón.

- P: ¿Por qué molesta tanto Víctor Hugo? ¿Por qué tratan de cerrarle todas las puertas en su país?

- VHMP: Ni siquiera se permite el margen de golpearse en el pecho diciendo que en Argentina hay libertad de expresión, lo que se genera muchas veces con los periodistas disidentes. Están vengativos, les molesta el énfasis de un discurso y suponen que determinadas voces podían ser una especie de amparo a lo quieren decir aquellos que crean en el progreso. Millones de personas andan en Argentina con algo atragantado y con mucha pena en el corazón. Decir lo que esa gente quiere gritar torna a uno aparentemente peligroso.

- P: ¿Cómo está a nivel social la repercusión de las medidas que está tomando el gobierno de Mauricio Macri? ¿Por qué un gobierno que planteaba beneficiar a las minorías y a las grandes empresas pudo tener un respaldo electoral?

- VHMP: Según el Banco Mundial, en 2013 Argentina había duplicado su clase media. Quiere decir que mucha gente llegó a un lugar que ni soñaba antes de lo que fue el gobierno progresista de los Kirchner. Pero esa clase media se torna exigente. De ahí viene una parte del enojo. Además, la presión de los medios neoliberales atacando al estado, mencionándolo como una rémora que le hace la vida a los países. Lo primero que hizo Macri fue devolverles a los ricos los impuestos que les estaban quitando y de esta manera a los vulnerables le tuvo que quitar todos los subsidios que le permitían tener electricidad y gas a precios de risa. Hoy se cuenta que la clase media se está estrechando. Esa clase media es aspiracional, es exigente y desagradecida. En su ambición de seguir mejorando olvida el lugar del punto de partida. La gente es ingrata cuando olvida de donde vino.

A muchos el neoliberalismo los va a matar. Ya aumentó la mortalidad infantil en Argentina. Habíamos bajado de 18,20 a 9,7 por cada mil nacidos vivos antes del gobierno de Macri. El país está enloquecidamente endeudado. La élite política del país vive en el mundo de los bonos, de los bancos, pero están condenando al país como ya lo hicieron en 2001. Después de aquello vino un gobierno que desendeudó al país. Es una vergüenza y es terrible ver cómo la gente volvió a tomar aquel camino de endeudamientos. Es doloroso, y uno pudiera decir que es la democracia, que no lo es porque ha sido opacada, eclipsada por los medios de comunicación.

- P: Los medios de comunicación que se convierten en los verdaderos partidos políticos, porque los partidos tradicionales han sido desplazados en la política argentina.

- VHMP: Los medios de comunicación son los que verdaderamente mandan. Ahora tienen el permanente dato de la corrupción, esa que casi nunca consigue demostrarse como está ocurriendo con Lula Da Silva, el disparate por el que le quieren impedir a Lula ser el candidato de los brasileños. Lula para darle de comer y ponerle dentadura a 30 millones de personas que nunca tuvieron carne en la boca, tuvo que sacarle a los que hoy lo acusan de corrupto y que todavía están muy enojados con Lula porque cuando él vuelva al poder otra vez se mete con los ricos, con la élite, con el dominio.

Cuando llega un gobierno progresista que lucha por los desamparados enoja mucho a los ricos, lo combate el periodismo local, el periodismo neoliberal internacional, el poder económico.

En el panorama venezolano, por ejemplo, los ciudadanos hacen colas de cinco cuadras para comprar necesidades básicas porque los ricos desvían los productos que van hacia los barrios más pobres o los aguantan y no los dejan salir al mercado, más el periodismo neoliberal diciéndoles que el gobierno es corrupto y que los gobernantes son lo peor del mundo. El empoderamiento de los venezolanos es un hecho que tiene que quedar marcado en la historia porque con todo lo que le han hecho sufrir o padecer, mantener las convicciones que ahora tienen a la derecha sin saber qué hacer porque parece que otra vez gana Nicolás Maduro, es una demostración de que todavía hay pueblos que pueden ganar una cierta madurez.

- P: En ese contexto en que se está viviendo el intento de reconversión neoliberal y conservadora en América Latina, uno se da cuenta de que mientras los gobiernos progresistas guardan maneras democráticas y buscan preservar el ejercicio del poder y del pueblo, la derecha cuando llega arrasa, no tiene compasión. Hay una persecución judicial implacable contra los miembros de gobiernos progresistas, tenemos el caso de lo que pasa con los miembros del gobierno de Cristina.

- VHMP: Hay un poder real que es el económico, el corporativo y el de los medios de comunicación, que son la quilla del barco del neoliberalismo, y está el poder político que es el que elige el pueblo, el cual muchas veces compite con el poder real. Lo que ocurre en Argentina es que el poder político es parte del poder real, es el poder real.

A la izquierda le cuesta ejercer el poder, el progresismo no supo crear las condiciones para durar, no supo crear los elementos jurídicos que le permitieran afirmarse, como cuando lo intentó con la ley de medios en Argentina. En 2009 sale del Congreso, del poder del pueblo una ley nueva y maravillosa que nunca se pudo aplicar porque el poder real no lo aceptó. En nuestra América la izquierda no supo ejercer el poder con el vigor que ellos tienen, con el desparpajo con que son capaces de hacerlo desde la derecha.

El campeón del mundo de la deuda es Argentina, para eso no necesitó a Messi. ¿Qué le importa al poder real endeudar al país y que después lo tenga que pagar el pueblo? Somos campeones mundiales del déficit también. Han asesinado gente, tienen presos políticos, el trabajador gana cada vez menos. Todo esto se lo permiten porque son el poder real y lo ocultan los medios, y al que lo puede decir lo votan.

- P: Hay una gran comunión entre el multimillonario Mauricio Macri y el multimillonario Donald Trump. La élite económica ha llegado al poder político para aliarse en esa búsqueda de echar atrás todo lo que el progresismo hizo en América Latina. ¿Cómo ves la alianza Macri-Trump? ¿Cómo ves el papel de Argentina en el enfrentamiento al progresismo?

- VHMP: En lo humano es coherente esa alianza. Macri y Trump son el elogio de la mediocridad y de la capacidad de provocación, del alarde de clase social que ellos pueden tener. Ambos van a quedar en la historia marcados por su limitación intelectual y humana. Trump está cerrando su economía para intentar defender al obrero de Estados Unidos. Tontamente el gobierno argentino se abre al mundo diciendo vengan todos con sus capitales, los cuales van a los capitales golondrinas.

Dijiste de Fidel Castro que era el amigo entrañable que nunca conociste. Quizás por declaraciones como esa fue que te sacaron de cadenas como C5N.

Dijiste de Fidel Castro que era el amigo entrañable que nunca conociste. Quizás por declaraciones como esa fue que te sacaron de cadenas como C5N.

- P: Dijiste de Fidel Castro que era el amigo entrañable que nunca conociste. Quizás por declaraciones como esa fue que te sacaron de cadenas como C5N.

- VHMP: Aquella mañana fui espontáneamente al canal. No me tocaba conducir, me anoté como panelista. Tenía miedo de que esas horas fueran ocupadas por las frases huecas y vacías, las consignas que se repiten contra Cuba y que no tuvieran una contrapartida.

- P: Esa manera de ser de Víctor Hugo lo hace un permanente luchador. Lo sacan de la radio, de la televisión, pero se ha refugiado en Internet. ¿Cómo es este desafío para Víctor Hugo? ¿Cómo concibe esa posibilidad de seguir dando batalla desde Internet?

- VHMP: La batalla hay que darla en todos los ámbitos mientras tengamos fuerzas. Hablar para diez personas me resulta suficiente. Me dirigido a todos con la misma fuerza de si son dos millones de telespectadores de un canal de televisión, que si son 20 mil personas por YouTube o los 40 mil me siguen en Facebook. Lo importante es dar la pequeña pelea en todas partes, y no ceder. Mientras se lucha no hemos cedido todo al enemigo.

- P: Víctor Hugo es un maestro de la palabra hablada, pero también hace uso de la palabra escrita. Sus libros también son reconocidos. Es poeta. ¿Cómo se refugia en la literatura? ¿Qué encuentra más allá del periodismo en la literatura?

- VHMP: Yo soy un gran lector. Me gusta escribir. He escrito prosa, pero desde la juventud andaba con algún poemita en el corazón. Mi libro se llama La herida azul, intención poética. Es un intento de volar un poco más alto, de buscar en mí mismo lo mejor. Es una necesidad, un remanso. Escribí poemas de amor sobre las historias de amor de mis amigos. Me hizo mucho bien en lo humano, me permitió una especie de descanso.

- P: En los libros tampoco ha dejado de ser un gran investigador de la realidad de Argentina, y de los graves problemas que tiene la Argentina.

- VHMP: Yo no quiero hablar de mi realidad sin mencionar a los medios de comunicación, que son el partido político, el poder real, la corporación que manda, los que destruyen la credibilidad de los gobiernos progresistas, y los que permiten el auge de los mediocres que siempre serán sus obedientes. En ese sentido he escrito libros. El primero se llama Audiencia con el diablo en el que hago referencia al dueño del grupo Clarín. Como católico creo en el diablo que es una construcción de las maldades que el mundo permite que sea. Me da la impresión de que Dios hizo el mundo y se distrajo un poco. El diablo no se conforma con eso, es la suma de las maldades, de las ambiciones y de la codicia de la gente. El dueño del grupo Clarín ya me hizo un juicio que me sacó 300 mil dólares y estamos en proceso de otro. En el libro yo cuento como lo conocí. También cuento como un hombre tan poderoso se rebaja a discutir con una hoja en el viento como somos los periodistas. El poder de los medios de comunicación es que nunca te distraigas. El poder reside en lo Mañieto de la Argentina.

- P: La experiencia de haber estado en la Feria de La Habana, que es una fiesta de la cultura, ¿cómo la percibió Víctor Hugo?

- VHMP: No sé cómo contarle a mi gente en Argentina que se vendieron el primer fin de semana un millón de libros que cuestan diez centavos dólar de promedio. Fue algo maravilloso. Cuba hace muy bien. Los pilares de Cuba son la educación, la cultura, la salud y la mística. Sobre esas cuatro columnas es que Cuba construye la posibilidad de seguir siendo el centro de la polémica del mundo. Me asombra que Cuba sea un eje de las discusiones políticas del mundo. Es una especie de paradigma.

Frente a este mundo que detesto y deploro, en medio de toda esta injusticia, Cuba es un poco de oxígeno, la posibilidad de creer que no mueren todavía los sueños de igualdad, de equidad y de justicia en el mundo. En medio de sus dificultades, cuando la gente ya sabe lo del bloqueo hay que darle un poco más al mundo. Es una suerte el internet para que se vea lo que los gobiernos neoliberales permanentemente les hacen a los desheredados del mundo. Que los cubanos tengan un volumen de información que puedan decir que tienen dificultades, discusiones, mucho para mejorar, para corregir del proceso revolucionario, pero cuidado, afuera de Cuba es el infierno.

Vea la Mesa Redonda:

Imagen de previsualización de YouTube
Bookmark and Share

3 Comentarios »

  • Eduardo Ortega dijo:

    Vi casi toda la entrevista. Excelente.
    Victor Hugo Morales Pérez es de esas gentes que hacen falta que esten presentes para expresar las verdades de la izquierda. Fue tan claro que creo que debe haber llegado a todos. Ese lenguaje directo, sin subterfugios nos hace mucha falta en toda Latinoamerica, pero también en Cuba. SALUDOS!

  • Esperanza dijo:

    Muy interesante la entrevista con Victor Hugo Morales, vi toda la mesa redonda. Es claro por que no lo toleran, las verdades que dice son contundentes. Me alegra que se encuentre con nosotros en estos días. necesitamos mas periodismo de opinión con lenguaje claro y directo, toda latino américa te necesita. Gracias Victor Hugo, gracias Randy.

  • Alberto dijo:

    VHM: pero cuidado, afuera de Cuba es el infierno

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.