Inicio » Noticias, Sociedad

La salud cubana también es víctima del bloqueo

29 Septiembre 2015 Haga un comentario

Hospitales y otros centros de salud junto a millones de pacientes cubanos siguen siendo hoy víctimas del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra la isla caribeña.

Las drásticas prohibiciones a la venta de medicamentos e insumos necesarios para atender por los médicos cubanos a quienes lo necesitan, tienen mayor peso debido al carácter extraterritorial del cerco, el cual alcanza a empresas del sector en cualquier parte del mundo.

El informe presentado por el gobierno de la isla a la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre las afectaciones causadas por la medida punitiva en el último año muestra diversos ejemplos que caracterizan lo inhumano de estas disposiciones.

Así puede verse cómo el Complejo Ortopédico Internacional Frank País confronta serias limitaciones para adquirir prótesis de muñeca y mano con destino a pacientes que sufren de artritis reumatoide, pues el mercado está dominado por empresas norteamericanas.

Ello provocó que la sucursal en Europa de una de ellas se negó a suministrar este producto a Cuba, obligando a muchos pacientes a viajar al extranjero a recibir operaciones paliativas con el consiguiente incremento en gastos.

El Centro Internacional de Restauración Neurológica dijo que el tratamiento con Toxina Botulinica, preferente para utilizar en los casos de espasticidad presentes en más del 85 por ciento de los pacientes con enfermedades neurológicas, no puede comprarse en Estados Unidos y debe acudirse a un tercer país encareciendo la operación hasta en 500 dólares.

El Instituto de Neurología y Neurocirugía confrontó la negativa a la venta de kits de laboratorio de parte de la compañía estadounidense Furjireblo Diagnostic entorpeciendo su utilización en elementos que pueden ser utilizados como marcador diagnóstico y pronóstico en casos de enfermedades cerebrovasculares.

Por la misma razón tampoco pudo adquirir equipos para electromografía vendidos por la firma canadiense XLTEK porque esa últimafue adquirida por una compañía de Estados Unidos, impidiendo así la evaluación de la actividad eléctrica en pacientes con afectaciones neuromusculares.

Para sólo citar otro caso, el Instituto de Hematología e Inmunología no puede realizar el monitoreo de los efectos de la droga Methotrezate, aplicada para el tratamiento de leucemias, debido a que el Instituto no pudo acceder a sistemas de diagnóstico de la firma ARK de California, impedida de comercializarlos con Cuba.

Son muchos más los ejemplos, pero sólo los señalados bastan para confirmar la crueldad de un bloqueo denunciado como violador del derecho humano a la vida.

Bookmark and Share

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.