¿Cómo lograr una mayor organización en el transporte?

El reto consiste en una mayor organización del transporte en Cuba

El reto consiste en una mayor organización del transporte en Cuba

«Cada vez que reciban a un pasajero, trátenlo como ustedes desearían que en cualquier ómnibus tratasen a su hijo, a su compañera, a sus padres, a sus hermanos». Ese llamado de Fidel a los trabajadores del transporte, en 1962, se apreció este miércoles en la reunión de balance anual del Ministerio del Transporte (Mitrans), en la que se analizaron, entre otros temas, la eficiencia y la calidad en la transportación de pasajeros.

En el balance, al que asistió Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, se informó que en 2018 se trasladaron en el país 2 144 088 970 pasajeros por todos los medios y servicios. Respecto al año anterior se obtuvo un decrecimiento del seis por ciento, pues se transportaron 130 925 100 pasajeros menos.

Aunque cuantitativamente se cumplen los planes en este aspecto, como expuso Eduardo Rodríguez Dávila, titular del sector, persisten insatisfacciones, y están relacionadas con insuficientes medios para satisfacer la demanda, impuntualidades e incumplimientos reiterados de itinerarios, realización de paradas indebidas, así como la transportación de mercancías de dudosa procedencia.

También se habló de maltratos ocasionales a los pasajeros por parte de las tripulaciones y personal vinculado a los servicios, de condiciones inadecuadas para la espera en las estaciones, la comercialización ilícita de boletines para apropiarse del efectivo, y de incongruencias entre la calidad y el precio de los servicios.

Son situaciones que a veces no necesitan de recursos materiales ni financieros, sino de una mejor organización, de mayor control y de mucha sensibilidad de quienes tratan a la población. Así lo afirmó Luis Ladrón de Guevara, director de Transportación de Pasajeros del Mitrans, quien añadió que «urge una información más oportuna a nuestra gente y más comprensión del propio trabajador del sector».

En esa misma línea, el Presidente cubano dijo que se necesitan cuadros y trabajadores que tengan una inquietud revolucionaria, que les moleste lo que está saliendo mal, lo que no tiene una solución, lo que tiene una demora, lo que enrarece. Añadió que urgen un comportamiento y una actitud que conduzca a que las cosas sean perfeccionadas.

Debemos eliminar las trabas y la burocracia allí donde se gestiona un pasaje, o se decide el itinerario de un ómnibus, pues, la existencia de estos fenómenos desencadena un mal servicio a la población, señaló Díaz-Canel, quien agregó que a veces «somos muy buenos inventando procedimientos pero muy malos controlándolos».

Reconoció que hay lugares donde se ha hecho tremendo esfuerzo para mejorar en varios de los aspectos mencionados, pero existen otros donde las paradas son un desastre y no pocas terminales dejan mucho que desear para ofrecer una buena atención.

Reorganizar procesos y servicios

En la reunión de balance también fueron analizados otros temas relacionados con el transporte. Eduardo Hernández Becerra, de la Unión de Ferrocarriles de Cuba, señaló que este año se rescatarán rutas de trenes de pasajeros de largas distancias a partir de un diseño integral que ya se evalúa, existirán servicios en zonas rurales y de difícil acceso a partir del experimento con ferrobuses, y se incrementará la transportación de carga, sobre todo de cemento, hacia el oriente del país.

Igualmente, destacó que a partir del segundo semestre del año debe implementarse un nuevo servicio expreso, modalidad del transporte ferroviario de carga que se presta tanto a personas naturales como jurídicas. Para ello están en el país las casillas y locomotoras que se emplearán, y se ajustan acciones para que sea de una manera diferente.

Sobre el tema el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros argumentó que si hay un medio que Cuba debe desarrollar es este, por sus características geográficas, y que de aprovecharse bien las inversiones previstas o en curso, el servicio de trenes de la Isla estará en su mejor momento con respecto a los últimos 20 años.

En el caso de la transportación marítima se dijo que está afectada por la baja disponibilidad técnica, problemas organizativos de logística y la desprofesionalización del sector. Con el propósito de solucionar algunos de estos aspectos se llevará a cabo la informatización en los puertos, la recuperación de almacenes, con énfasis en la dársena de Yarayó, en Santiago de Cuba, la eliminación de la obsolescencia tecnológica en los sistemas de pesaje y la exploración de nuevas rutas de cabotaje.
Investigación científica e innovación

El sistema de la aviación civil se caracterizó en 2018 por tensiones; sin embargo, se apunta al mejoramiento del servicio con el arrendamiento de aeronaves y un programa para la reparación de aviones que se debe ejecutar en tres años, así como la repavimentación de las pistas.

Además, se avanza en la concesión del aeropuerto internacional José Martí y el aeródromo de San Antonio; otras cuatro terminales aéreas del país se encuentran en vías de preparación para entrar en esta modalidad de la inversión extranjera, ya que el crecimiento de la actividad en esos lugares no ha estado acompañado de un redimensionamiento de su infraestructura.

Al referirse a la fuerza de trabajo calificada para el sector, Ángela Soto Montenegro, directora de la escuela ramal del Transporte, informó que se evalúa con el Ministerio de Educación Superior la creación de una carrera de perfil amplio, y también de dos especialidades en los programas de ciclo corto, debido a la falta de personal.

El rescate de la cultura técnica, la organización de los procesos productivos o de servicios y del aseguramiento técnico, el mejoramiento en la calidad de los servicios, así como los vínculos con las universidades, para desde la investigación científica y la innovación responder a los problemas del sector, son aspectos priorizados por el Mitrans para 2019.

En consonancia con ello, Díaz-Canel llamó a una batalla ética contra la corrupción, el delito y las ilegalidades, específicamente en lo relacionado con el robo y desvío de combustible, y también a potenciar la inversión extranjera, impulsar la informatización y la comunicación social, y garantizar el cumplimiento de las inversiones previstas.

Al balance asistieron también los miembros del Buró Político Mercedes López Acea, integrante del Secretariado del Comité Central del Partido; Ulises Guilarte De Nacimiento, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba; y Ricardo Cabrisas Ruiz, vicepresidente del Consejo de Ministros.

Y La Habana, qué…

La Habana es la provincia que más requiere formas de transportación pública, y por ende es donde mayores tensiones persisten. Aunque no se satisface la demanda de la gente, se han mantenido estables los niveles de transportación, por encima de 1 100 000 pasajeros, se destacó en la reunión de balance.

Como parte de las medidas tomadas para resolver esta situación se ejecutó la inversión de 90 ómnibus nuevos y se mantienen funcionando las 23 rutas de taxis previstas, las que se reforzaron con la entrada de los 400 microbuses Gazelle. Además, se puso en vigor un experimento con los porteadores privados que brindan el servicio de transportación de pasajeros.

José Conesa González, al frente de la Dirección General de Transporte en la capital, señaló que se analizan otras propuestas, sobre todo para la periferia de la ciudad, como la utilización de ómnibus Diana en rutas que emplean guaguas articuladas, las cuales pueden utilizarse en otras de mayor demanda.

También se refirió a la utilización de triciclos en rutas cortas y en zonas donde es muy difícil el acceso de otros medios de transportación. Añadió que se extenderá el sistema público para el alquiler de bicicletas, que de manera experimental se aplica en La Habana Vieja y ha tenido gran aceptación.

El Presidente cubano orientó evaluar la posibilidad de rediseñar el servicio de metrotaxis, conocidos como Gazellas, por las insatisfacciones de la población, y ante los resultados del experimento con los transportistas privados hacer las propuestas necesarias para su ajuste.

(Con información de Juventud Rebelde)

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.